Nacida en la Patagonia Argentina, en la ciudad de Comodoro Rivadavia en 1979. Apenas cumplidos sus 18 años se traslada a Buenos Aires. Comienza así una nueva etapa en su vida, que significa independencia, estudios y búsqueda de trabajo.

Se integra al taller de Andrea Fontenla, actual miembro de la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de Buenos Aires. Al poco tiempo ingresa en la carrera de “Bellas Artes” del I.U.N.A (Instituto Universitario Nacional de Arte) donde comienza a profundizar conocimientos sobre la historia del arte y se pone en contacto con la cultura emergente del entorno universitario. A través del taller de escultura, trabaja el modelado en barro, talla escultórica en piedra y madera, alambre, explora ampliamente el plano tridimensional. Grabado en madera, relieve, técnica aguafuerte, al ácido, chapa.

Toma clases en el profesorado de Artes Visuales “Beato Angélico”, donde fortalece sus condiciones en educación, para aplicar el leguaje artístico, realización de talleres, planificación de clases, elaboración de programas.

Buscando su madurez artística y después de haber adquirido una educación muy estimulante, siente la necesidad de ir más allá. En 2006 viaja a España para afincarse en Barcelona, donde busca ampliar su espectro de estudio y culturas. Convalida sus estudios en la Universidad de Barcelona y se recibe de Licenciada en Bellas Artes, especializada en pintura y grabado.

Todo este cambio social, geográfico, el acceso a un nuevo panorama y el encuentro con otras culturas enriquecen sus conocimientos y acentúa su investigación sobre el arte del siglo XX y nuevas tendencias. Esto influye directamente en la forma de crear de la artista y se plasma con evidencia en su pintura, donde las superficies de sus lienzos se expanden, las distancias se amplían y profundiza en el uso del color.